Hablo del secretito de Markle antes que de AMLO, que es el mismo. Nadie se percata del marketing de la boda de Harry con Meghan Markle, al igual del abismo que eligen los mexicanos y Putin al votar al que les va a arruinará y chingarán en los próximos años, el nuevo Chávez.

Fuente: Contraperiodismomatrix