PÉNDULO

Aprender a usar el péndulo es como aprender cualquier otra técnica que valga la pena. Requiere tiempo, esfuerzo y dedicación. Dadas estas condiciones, su éxito está asegurado.
pendulo
El péndulo es un medio de comunicación entre las mentes consciente e inconsciente. Para que pueda tener lugar la comunicación entre estos dos «extraños», ha de establecerse un lenguaje común, un lenguaje que sea comprendido por ambos.
La mente subconsciente no puede originar nada. Sólo puede actuar en base a sugerencias transmitidas por una fuente exterior; en este caso, por la mente consciente del que maneja el péndulo. Este debe informar a su propio subconsciente cuáles serán los símbolos o movimientos que indicarán una respuesta positiva, negativa o probable. El subconsciente debe comprender perfectamente su papel para que pueda tener lugar la comunicación apropiada. Este procedimiento recibe el nombre de programación del subconsciente.
Tome una hoja grande de papel en blanco y dibuje los siguientes símbolos: una flecha vertical, una flecha horizontal, un círculo en el sentido de las agujas del reloj, y un círculo en sentido contrario a las agujas del reloj, como se muestra en los dibujos.
1. Suspenda el péndulo sobre la flecha vertical. Comience con una longitud de cuerda de unos 8 cm. (Nota: no hay una longitud de cuerda estándar. A medida que gane experiencia, se hará una idea más precisa de la que se requiere.) Al sostener el péndulo, éste estará quieto o se moverá erráticamente por encima de la flecha.
2. A continuación, mire el péndulo y con el poder de su mente consiga que se mueva en la línea recta hacia arriba y hacia abajo, en la misma dirección de la flecha. NO LO MUEVA CON LOS DEDOS NI LA MANO, EMPLEE ÚNICAMENTE EL PODER DE SU MENTE Y SU VOLUNTAD.
Nueve veces de cada diez, el péndulo obedecerá. Aunque sorprendente para muchas personas que no entienden los fenómenos mentales, es algo perfectamente natural. La mente tiene, efectivamente, el poder de influir en la materia, y éste es uno de los métodos más sencillos para probarlo.
Si le resulta difícil hacer que el péndulo obedezca a su mente, es que está usted cansado la razón normal o que no tiene el necesario voltaje o energía mental para hacer que se mueva. Este último motivo es muy raro, ya que hasta los niños pueden hacerlo. Si después de descansar sigue resultándole imposible mover el péndulo, debe empezar a almacenar la energía mental necesaria mediante este ejercicio, que ha de practicar a diario. Si persevera, con el tiempo logrará hacer que se mueva el péndulo. La mente puede reforzarse por la gimnasia mental de modo muy parecido al robustecimiento del cuerpo mediante ejercicios físicos.
pendulos
3. A continuación, suspenda el péndulo por encima de la flecha horizontal. Mírelo y ordénele con la fuerza de su mente que se mueva en la dirección de la flecha: horizontalmente
4. Esta vez repita el procedimiento manteniendo el péndulo por encima del círculo trazado en el sentido de las agujas del reloj, y ordenándole con la fuerza de su mente que se mueva en una’ dirección circular que corresponda a la del círculo.
5. Haga lo mismo con el círculo en sentido contrario a las agujas del reloj.
Antes de practicar el siguiente paso, cerciórese de que domina la facultad de hacer que el péndulo se mueva en cualquier dirección que usted desee.
6. Una vez comprobado lo anterior, haga que se mueva en dirección de las agujas del reloj mientras lo mantiene por encima del círculo correspondiente. Haga que gire trazando un círculo ininterrumpido. Al girar, diríjase a su subconsciente, háblale en voz alta. Llame a su subconsciente por su nombre y diga: «Cuando yo haga una pregunta cuya respuesta sea sí, harás que el péndulo se mueva en el sentido de las agujas del reloj, en la misma dirección que tiene ahora.» O diga: «Este movimiento significa sí.» Hable con autoridad. Recuerde que está dando órdenes a su mente subconsciente, y que ésta debe obedecerle.
7. Luego mantenga el péndulo sobre el círculo trazado en sentido contrario a las agujas del reloj y con el poder de su mente haga que se mueva en la misma dirección del círculo. A medida que gire, diga a su subconsciente: «Cuando yo haga una pregunta cuya respuesta sea no, harás que el péndulo se mueva en la misma dirección que tiene ahora.» O diga: «Este movimiento significa no.»
8. Repita este procedimiento una vez al día durante una semana. Así, las sugerencias dadas «prenderán» en su subconsciente.
Una vez que el subconsciente esté programado, estará usted listo para empezar a usar el péndulo.
La idea de que podemos tener acceso a información sin tener que utilizar el proceso de pensamiento consciente nos resulta extraña debido a la naturaleza metalista de nuestro sistema educativo. Sin embargo, muchos inventores estarían dispuestos a testificar el hecho de que las piezas de información cruciales que hicieron posibles sus invenciones les llegaron cuando habían retirado su atención del empeño que tenían entre manos y estaban haciendo otra cosa, como la de consentirse una relajante siesta. La mera idea de aplicar esta técnica para obtener información resulta amenazadora para nuestro ego porque revela que, en contra de sus suposiciones, la mente consciente no es el principio y el final de todo. Es simplemente una herramienta y, por tanto, tiene sus limitaciones.
No tenemos que preocuparnos lo más mínimo si no recibimos de inmediato la respuesta a una pregunta que nos hayamos hecho. Nuestro trabajo estará hecho una vez hayamos formulado la pregunta con sinceridad. Si la respuesta no se hace evidente de inmediato, podemos optar por mantener la mente abierta sobre el tema, para dar la posibilidad de que se nos ofrezca la respuesta cuando menos lo esperamos.
radiestesia
 

    PENDULOS PIEDRA CUARZO AHUMADO             PENDULOS PIEDRA FORMA CONICA HEMATITEPENDULO CRISTAL FACETADO REDONDO FENG SHUI

  Péndulos de Piedra                  Péndulo Piedra                      Péndulo Cristal  cuarzo , rosa , blanco                   Forma Cónica                         FENG SHUI