Han hecho una predicción con la teoría de la materia oscura es de las más utilizadas en los temas conspiratorios, pero si resulta ser cierta, el universo ya tendría la fecha de su destrucción. Los estimados dictan la cifra dentro de unos 20.000 millones de años. A pesar de tantas predicciones absurdas en su mayoría, esta predicción del fin del mundo si es abalada por la ciencia. A pesar de que no mucha gente le presta la suficiente atención, la materia oscura representa un 74% de la energía total del universo y sus efectos podrían acabar con todo.

La predicción de la destrucción del universo por la materia oscura. La única 100% científica

Los efectos de la aceleración meteórica de la expansión del universo es la menos conocida de todos. La energía oscura ejerce un trabajo contrario a la gravedad. Eso quiere decir que si ésta a

La predicción de la destrucción del universo es un hecho, peligrosa materia oscuratrae las cosas, la energía oscura las repele. Sin embargo, mantiene sus mismas características; esto quiere decir que, al igual que gravedad aumenta la velocidad de un objeto mientras más cerca de la superficie, la energía la aumenta mientras más se aleja.

El único inconveniente es que, en el universo, no hay absolutamente nada que lo frente. De esta forma se puede predecir las consecuencias de que el universo se expanda sin control. Esto no es más que, lo que los científicos llaman, «Big Rip» o la teoría del desgarramiento masivo.

La teoría del desgarramiento masivo. Predicción de la destrucción del mundo.

Ésta teoría nos predice la desaparición total del universo como consecuencia de la energía oscura, la cual es lo suficientemente poderosa para segmentar un área de otra, haciendo que esta de expanda a una velocidad demasiado alta. De hecho, este fenómeno está sucediendo actualmente y ha sido corroborado por el Galaxy Evolution Explorer.

Lo peor del asunto es que mientras las galaxias se vayan separando mucho más a gran velocidad, la fuerza de gravedad que poseen se irá haciendo más débil, por lo que empezarían a quedar aisladas.

Así, la expansión del Universo seguiría acelerándose aún más, trayendo como consecuencias que sistemas solares enteros, planetas y satélites dejaran de estar cohesionados. Y no existe forma alguna de que el hombre pueda detener este proceso… por ahora.

Fuente: Misterio.tv