Científicos que estudian los huesos excavados en una antigua tumba en la provincia de Shaanxi, en el centro de China, han descubierto un género de gibones completamente nuevo pero ya extinto.

gibbon_skull

El descubrimiento fue realizado por científicos liderados por la organización benéfica internacional de conservación ZSL (Zoological Society of London), mientras estudiaba el contenido de una cámara funeraria de hace unos 2.300 años que posiblemente perteneció a Lady Xia, abuela del primer emperador de China, Qin Shihuang, líder que ordenó la construcción de la Gran Muralla de China y los Guerreros de Terracota.

La tumba, excavada por primera vez en 2004, contenía 12 fosas con restos de animales, que incluían huesos de gibones. Los sofisticados modelos informáticos revelan que estos huesos antiguos representan un género y especie de gibón completamente nuevo, que el equipo ha denominado Junzi imperialis. Los registros históricos revelan que Junzi probablemente sobrevivió hasta hace menos de 300 años.

Los gibones son los simios más pequeños y se caracterizan por su distintiva canción y sus largos brazos, que utilizan para moverse a través del dosel del bosque mediante una forma de locomoción llamada braquiación.

Los gibones son los simios más pequeños y se caracterizan por su distintiva canción y sus largos brazos, que utilizan para moverse a través del dosel del bosque mediante una forma de locomoción llamada braquiación.

Todos los monos del mundo —chimpancés, gorilas, orangutanes y gibones— están hoy en peligro de extinción debido a las actividades humanas, pero no se creía que ninguna especie de mono se hubiera extinto como resultado de la caza histórica o la pérdida de hábitat. Sin embargo, el descubrimiento del Junzi cambia esto y resalta la vulnerabilidad de los gibones en particular.

En el este y sudeste de Asia viven actualmente algunos de los mamíferos más amenazados del mundo, con el 73 % de los primates asiáticos amenazados, en comparación con el 60 % en todo el mundo. Dos especies de gibón han desaparecido recientemente en China, y todas las especies chinas supervivientes están actualmente clasificadas como «En Peligro Crítico por la Lista Roja de Especies Amenazadas» de la UICN. El gibón de Hainan (Nomascus hainanus), una especie de gibón encontrado en la isla de Hainan en el sur de China, ahora es probablemente el mamífero más raro del mundo, con solo 26 individuos sobrevivientes.

junzi-cranial-reconstruction

Los gibones han jugado un papel importante en la cultura china durante miles de años, estando presentes en la literatura y el arte antiguos. Sin embargo, a pesar de tener probablemente un estatus venerado, Junzi se extinguió debido a actividades humanas pasadas, que probablemente incluyeron la deforestación y la caza.

Fuente: ZSL: Edición: EP.

Fuente: http://mysteryplanet.com.ar/site/una-especie-desconocida-de-gibon-aparece-en-una-antigua-tumba-china/