Luego de un travesía de poco más de dos años, la nave OSIRIS-REx ha aterrizado exitosamente en Bennu para tomar muestras del asteroide y traerlas de vuelta a la Tierra.

Esta misión de la NASA se rige bajo una vieja máxima del arte de la guerra, ¡conoce a tu enemigo! Y es que, de hecho, el objeto de estudio viaja alrededor del Sol a una velocidad de más de 100.000 km/h y podría impactar contra la Tierra el 21 de septiembre del 2135, destruyéndola parcialmente.

Rico en carbono y con una anchura de 500 metros, Bennu fue descubierto el 11 de septiembre de 1999 por el proyecto LINEAR (Lincoln Near Earth Asteroid Research).

Su órbita y la de la Tierra se cruzan cada seis años, aproximándose entre sí hasta unos 300.000 kilómetros. Por esta razón, los científicos estiman que existe una probabilidad de que Bennu choque contra la Tierra.

Ya sobre la superfice del «enemigo», la sonda OSIRIS-REx tomará muestras para traerlas de vuelta a la Tierra. Según un comunicado en el sitio web de la NASA, la misión durará aproximadamente un año y medio.

Fuente: NASA.

Fuente: https://mysteryplanet.com.ar/site/sonda-de-la-nasa-llega-a-bennu-el-asteroide-que-podria-impactar-con-la-tierra/