¿Milagro? Un altar queda intacto tras un voraz incendio en un campo de Santa Fe, Argentina


«Es un mensaje de Dios. Esto no tiene explicación», manifestaron los bomberos que llegaron al lugar.

El hecho ocurrió en un campo del pueblo de Armstrong, en la provincia de Santa Fe, ubicada al este de la región Centro de Argentina. Al ser alertados por un nuevo incendio, los Bomberos Voluntarios de la zona se dirigieron hacia los pastizales que se encuentran sobre la Ruta 9 y la Provincial 178, a 5 kilómetros de la mencionada localidad del sur santafesino y a 100 kilómetros de la ciudad de Rosario.

Al llegar pudieron observar cómo las llamas de un metro y medio de altura habían arrasado con el pasto de un campo y con los alambrados, extendiéndose y poniendo en peligro un campo lindero con tambo y animales.

Tras controlar la situación, los bomberos se vieron sorprendidos cuando se encontraban analizando el origen del fuego. Es que tras el fenomenal desastre, dieron cuenta que un pequeño altar con una cruz no solo sobrevivió al incendio, sino que sobrevivió impoluto: las llamas ni siquiera habían alcanzado. Por delante y por detrás, a su izquierda y a su derecha, todo estaba quemado. Sin embargo, esos escasos metros de pasto que sostienen la humilde construcción espiritual se encontraban impolutos.

Al llegar pudieron observar cómo un campo se quemó por completo a excepción de una porción de pasto sobre la que se encuentra un pequeño altar con una cruz.

«No soy creyente yo, pero miren esto: todo el campo quemado y miren alrededor de la Virgencita, nada», se le escucha decir al hombre que grabó con su celular el hecho considerado «milagroso» por los vecinos de la zona.

«Es inexplicable. El altar, que es una capilla pequeña con una cruz, pintada de blanco, quedó a salvo. Todo el pasto seco que está ahí a su alrededor, quedó sin quemar», contó a Télam el Oficial Principal de los Bomberos de Armstrong, Germán Cechi. «El fuego estuvo muy cerca, pero el altar pese a ser blanco ni siquiera resultó ahumado ni afectado por las cenizas; totalmente intacto».

Y concluyó: «Más allá de si uno es religioso, cree o no, esto no tiene explicación para nosotros».

Fue tal la conmoción que causó este hecho, que la comunidad religiosa y católica de Armstrong rezará el próximo sábado un rosario al pie del altar donde tuvo lugar el «milagro».

El altar pertenece a la memoria de Natalia Romero: una joven que a los 13 años perdió su vida en un accidente de tránsito, ocurrido en esa zona el 27 de septiembre de 1997. Tras el hecho fatal, sus padres pidieron a los dueños del campo montar esta pequeña capilla para recordar a su hija. En diálogo con Telefé Santa Fe, Hugo, el papá de Natalia, expresó: «Nunca me voy a olvidar, es algo increíble; es la primera vez que veo una cosa como esta».

Fuente: Télam/Infobae/El Tribuno.





Source link

Deja una respuesta

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.