La sonda Hayabusa 2 llega a la órbita terrestre y arroja cápsula con muestras del asteroide Ryugu


La nave espacial japonesa ha regresado de su misión este sábado, trayendo consigo las muestras que recogió del asteroide Ryugu. En un final dramático, dejó caer una cápsula con al menos 100 miligramos de roca espacial alienígena en Woomera, Australia.

Hayabusa 2.

El asteroide explorado y explotado se llama Ryugu​ en homenaje al palacio submarino Ryūgū-jō de Ryūjin, el dios dragón del mar según cuenta una leyenda japonesa, sobre un pescador que fue recompensado con una visita al palacio y trajo una caja con un secreto.

La sonda espacial Hayabusa 2 ha visitado este asteroide, llegando a orbitario en julio de 2018, y ahora, al igual que el pescador de la leyenda, ha traído consigo una cápsula con muestras de su superficie.

Luego de ser expulsada por la sonda en órbita y desplegar su paracaídas a pocos km del suelo del desierto de Woomera, la cápsula ha enviado una señal para marcar su ubicación exacta y así ser recogida por el equipo de recuperación de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA); tarea que se está efectuando en el momento que escribimos estas líneas.

Hayabusa 2, mientras tanto, se embarcará en una misión extendida de 11 años para encontrarse con otro asteroide, llamado 1998 KY26.

Pistas sobre el origen de la vida en la Tierra

Los asteroides se acumularon a partir de las migajas sobrantes de nuestro sistema solar temprano, hace 4.500 millones de años. El material que no llegó a los planetas se fusionó, por lo que aquello que los científicos puedan encontrar en estas rocas espaciales primitivas será algo revelador sobre la historia de nuestro hogar estelar.

Además, Ryugu es un asteroide de tipo C, lo que significa que es rico en moléculas de carbono orgánico, agua y posiblemente aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas que fueron esenciales para la evolución de la vida en la Tierra.

El asteroide Ryugu fotografiado a una distancia de 40 km.

Algunas teorías postulan que un asteroide primigenio entregó aminoácidos a nuestro planeta.

«Los materiales orgánicos son el origen de la vida en la Tierra, pero todavía no sabemos de dónde vienen», dijo Makoto Yoshikawa, un gerente de misión del proyecto Hayabusa 2, en una sesión informativa el viernes pasado. «Esperamos encontrar pistas sobre el origen de la vida en la Tierra mediante el análisis de detalles de los materiales orgánicos traídos por la sonda».

Fuente: JAXA/ScienceAlert. Edición: MP.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *