¿Sabías que algunos cetáceos utilizan «redes» para atrapar su comida? Un buen ejemplo son las ballenas jorobadas o yubartas, cuyo tamaño puede alcanzar los 16 metros de largo. Estas ballenas se sumergen y nadan en círculos alrededor de su presa, soplando burbujas a medida que lo hacen.

La estructura resultante emerge formando una columna de trampas para peces, permitiendo a otros miembros del grupo nadar desde abajo, con sus bocas abiertas, a través del cilindro de burbujas para disfrutar de un manjar.

La escena es cautivadora y fascinante de mirar, y ahora los científicos la han registrado en cámara desde un ángulo sin precedentes.

Además de la vista aérea provista por un dron, donde se observa a una de estas ballenas jorobadas creando la trampa de burbujas, los biólogos marinos de la Universidad de Hawái en Mānoa montaron cámaras y sensores en los animales, usando copas de succión para recolectar datos sobre este fascinante comportamiento.

«Tenemos dos ángulos. La vista de dron nos muestra las redes de burbujas y cómo emergen a la superficie, mientras que las cámaras en las ballenas nos muestran todo desde su perspectiva», explica el biólogo marino Lars Bejder. «En conjunto nos ofrecen un material asombroso».

Las yubartas en migración visitan Alaska para alimentarse durante el verano, antes de regresar a aguas más cálidas cercanas a Hawái para el invierno, donde se reproducen y crían a los ballenatos. Durante este último período, las ballenas no comen, por lo que necesitan almacenar grandes reservas de krill alaskeño para sustentarse.

Lo que es fascinante sobre las redes de burbujas como método para alimentarse es que parece ser un comportamiento aprendido. No todas las ballenas jorobadas cazan de esta manera, y aquellas que lo hacen tienen técnicas variadas. También es una tarea cooperativa, donde estos cetáceos trabajan juntos para asegurarse que todos reciban su ración.

El número de ballenas jorobadas se ha incrementado luego de la prohibición de caza comercial de 1985, y no se consideran más en peligro de extinción. Sin embargo, en los últimos cinco años se ha producido un decrecimiento substancial en avistamientos de estos animales. La investigación que grabó los videos es parte de un intento para averiguar el porqué, siendo las potenciales causas cambios en la población de alimento, impacto antropogénico en su hábitat y alteración climática.

«Estamos observando cómo estos animales manipulan a sus presas y las preparan para la captura. Las filmaciones que logramos nos permiten tener datos de los que carecíamos antes», concluye Bejder.

Fuente: ScienceAlert.





Source link