La cuenca del Amazonas es probablemente uno de los lugares más afectados del planeta por la acción del ser humano. Todos los años se talan grandes cantidades de bosque, lo que resulta ser más notorio en territorio brasileño. En los últimos años, lejos de disminuir, la deforestación sigue creciendo a pasos agigantados.

Así lo reveló el Ministerio del Medio Ambiente y Ciencia y Tecnología de Brasil. Según sus cifras, el Amazonas tiene su peor índice de deforestación de la última década. Esto «tan solo» representó un aumento de la tala de árboles de un 14 % entre agosto del 2017 y julio de este año.

La cifra trae preocupación sobre todo por la próxima subida al poder de Jair Bolsonaro. Como ya ha dicho, no es interés del presidente electo de Brasil acogerse a políticas de protección del Amazonas. Debido a eso, expertos estiman que los niveles de deforestación podrían triplicarse durante el próximo gobierno. Así lo dijo el Observatório do Clima:

«El presidente electo prometió durante la campaña poner fin a los controles ambientales en Brasil y es lo que está ocurriendo en este exacto momento: el equipo de transición, con terratenientes en el liderazgo, desmerece las atribuciones del Ministerio del Medio Ambiente».

Los incómodos datos

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) ya ha hecho sus advertencias. Según la organización, en los últimos 50 años el Amazonas ha perdido un 20 % de su extensión total.

Por otro lado, el gobierno actual de Brasil reconoce el mal estado de este tema. Según sus datos, el área deforestaba en el último año ha llegado a los 7.900 kilómetros cuadrados. Esto resulta ser un 14 % más en comparación al periodo anterior, cuando fueron 6.947 kilómetros cuadrados de selva.

Además, para el Observatório do Clima el principal problema es el aumento de actividad agrícola en la zona. Por otro lado, también se ha incrementado en gran medida la ganadería y la tala ilegal, sin mencionar la presencia de narcotráfico.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU ya había advertido sobre esto. De hecho, la deforestación ha sido uno de los causantes de entre un 15 y un 20 % de emisiones globales de efectos invernadero. Esto no solo es en sí por la tala de árboles, sino más bien por la maquinaria que utiliza combustible fósil.

Fuente: FayerWayer. Edición: Sergio Trujillo.

Fuente: https://mysteryplanet.com.ar/site/el-amazonas-enfrenta-su-mayor-deforestacion-de-la-ultima-decada/