Las autoridades de la Marina estadounidense están tan preocupadas por el asunto que han ordenado la formulación de un nuevo proceso para reportar y registrar los misteriosos, y por lo visto frecuentes, avistamientos ovni por parte de sus tropas.

«En los últimos años, ha habido un número de reportes de naves no identificadas/no autorizadas entrando en el espacio aéreo de varias bases militares. Por motivos de seguridad, la Marina y la Fuerza Aérea de EE.UU. toman estos reportes seriamente para su investigación. Y como parte de este esfuerzo, la Marina está actualizando y formalizando el proceso por el cual cada reporte sobre estas incursiones es hecho a las autoridades pertinentes», dice el comunicado citado por Politico.com.

Este reconocimiento formal del fenómeno —o realidad— viene luego que a finales de 2017 se filtrara información y videos sobre un programa secreto del Pentágono para estudiar los ovnis, llamado AATIP (Advanced Aerospace Threat Identification Program). Una revelación que tiró abajo muchas décadas de negación sistemática por parte de las instituciones militares.

En los videos filtrados se puede ver a un misterioso objeto en forma de píldora moviéndose a grandes velocidades sobre el océano. Algo que concuerda con muchos testimonios de pilotos militares y comerciales de encuentros aéreos con los no identificados.

Pero… ¿cuál es el origen de estos objetos que surcan impunemente sobre la tierra o el océano, y se atreven a pasearse incluso por instalaciones con espacio aéreo restringido?

Según Chris Mellon, ex subsecretario de defensa del Pentágono: «Hay tres hipótesis que baraja la gente y ninguna de ellas es cómoda para nosotros: la primera es que uno de nuestros rivales, como China y Rusia, han desarrollado en secreto una tecnología muy avanzada; la segunda es que se trata de prototipos secretos nuestros —algo que pueden descartar con certeza tras este reconocimiento de la Marina—; y la tercera, por supuesto, es que son naves pertenecientes a civilizaciones fuera de nuestro sistema solar».

«Más allá de lo incómodas que puedan parecer, lo cierto es que nos tenemos que limitar a derivar hipótesis a partir de hechos y no viceversa», agrega Mellon al ser entrevistado por Fox News.

«Ahora mismo, tenemos una situación en donde los ovnis y fenómenos aéreos no identificados (UAPs por sus siglas en inglés) son tratados como anomalías y son ignorados en lugar de ser estudiados. Tenemos sistemas que excluyen esa información y la descartan», agrega el ex funcionario. «Por ejemplo, en un montón de casos el personal militar no sabe qué hacer con esa información —como datos de satélite o radar que detectan algo moviéndose a Mach 3 o superior—. Simplemente lo omiten porque no puede ser un avión o misil tradicional».

Y aunque muchos creen que la reciente creación de una Fuerza Espacial por parte del presidente Donald Trump solo responde a hacerse con el dominio orbital y estar por sobre la carrera espacial de otras naciones, lo cierto es que también se ha sugerido que los avistamientos ovnis pueden haber jugado un papel importante en esa decisión.

Fuente: https://mysteryplanet.com.ar/site/ee-uu-admite-que-ovnis-han-visitado-sus-instalaciones-militares/