Es una de las mayores desclasificaciones de la historia sobre las pruebas atómicas desarrolladas durante la Guerra Fría.

Se trata de alrededor de 250 secuencias liberadas por el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore. Lo que se ve: numerosas explosiones de las pruebas secretas que tuvieron lugar durante décadas con Estados Unidos como ejecutor y la bomba atómica como protagonista. Una salvajada que sigue poniendo los pelos de punta.

Cada una de las piezas subidas a YouTube pertenecen a los Laboratorios Livermore, espacio de la defensa nacional que se centra en las reservas nucleares del país, y donde parte de su trabajo consiste precisamente en digitalizar y analizar secuencias de pruebas anteriores.

Estados Unidos llevó a cabo hasta 210 pruebas de bombas domésticas entre 1945 y 1962. En las décadas intermedias, miles de películas de estas pruebas pasaron a formar parte de la historia oscura, en muchos casos llenas de polvo en estanterías en todo el país.

Sea como fuere, ahora Livermore está trabajando para rescatarlas y digitalizarlas para su preservación y análisis antes de que se hayan deteriorado sin remedio. De hecho, ya ha desclasificado y subido cientos de videos de pruebas con bombas a Internet. La última tanda, la más grande hasta ahora, fue subida ayer.

Los videos digitalizados permiten que la biblioteca impulse la ciencia y conocimiento acumulado para educar al público. Tal y como han explicado: «Esperamos que nunca tengamos que usar un arma nuclear nunca más. Creo que si capturamos la historia de esto y mostramos cuál es la fuerza de estas armas y la devastación que pueden causar, entonces quizás la gente se muestre reacia a usarlas».

Ojalá tengan razón.

Edición: Miguel Jorge.

Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!

Fuente: Mysteryplanet