En 1915, Albert Einstein formuló su teoría de la relatividad general. Hoy, más de 100 años después, una prueba extrema vuelve a demostrar que estaba en lo cierto.

Esta ilustración muestra la trayectoria de la estrella S2 alrededor del agujero negro Sagitario A*. Cuando la estrella está muy cerca del agujero negro, el fuerte campo gravitatorio la vuelve rojiza.

Esta ilustración muestra la trayectoria de la estrella S2 alrededor del agujero negro Sagitario A*. Cuando la estrella está muy cerca del agujero negro, el fuerte campo gravitatorio la vuelve rojiza.

Un nuevo estudio del Observatorio del Sur de Europa (ESO) demuestra por primera vez que eran correctas sus predicciones sobre el movimiento de una estrella que pasa por el intenso campo gravitatorio que hay cerca de un agujero negro supermasivo.

El «examen» que le tocó superar a Einstein fue el agujero negro supermasivo más cercano a la Tierra, llamado Sagitario A*, ubicado a 26.000 años luz de distancia, en el centro de la Vía Láctea. A su alrededor giran varias estrellas, una de ellas es la S2, a la que científicos del ESO han venido rastreando con un telescopio en Chile, llamado Telescopio Muy Grande (VLT, por sus siglas en inglés).

Albert Einstein.

Albert Einstein.

Siguiendo una órbita elíptica, la S2 pasó tan cerca del agujero negro como decir una distancia de 17 horas luz, aproximadamente cuatro veces la distancia entre el Sol y Neptuno. En este punto, el efecto del Sagittarius A*, que tiene una masa de 4 millones de soles, es tan fuerte que aceleró la estrella a unos 25 millones de kilómetros por hora, o casi el 3 % de la velocidad de la luz.

A esa distancia, según la teoría de la relatividad, el efecto gravitatorio del agujero negro debía estirar la luz de la estrella a longitudes de onda más largas, hacia el extremo rojo del espectro electromagnético, un fenómeno conocido como corrimiento al rojo gravitacional y que es resultado de la dilatación del tiempo que ocurre cerca de tales objetos masivos.

El equipo internacional que observó al acercamiento —usando instrumentos Gravity, Sinfoni y Naco del telescopio VLT, en el norte de Chile— registró claramente el corrimiento al rojo, efecto predicho de manera precisa en la teoría de la relatividad de Einstein. A la vez, estos resultados contradijeron las ideas de Isaac Newton, quien excluía la posibilidad de estos cambios de la luz.

Fuente: ESO.

Fuente: http://mysteryplanet.com.ar/site/confirman-la-relatividad-de-einstein-en-el-agujero-negro-supermasivo-de-la-via-lactea/