Astrofotógrafo captura un ovni sobrevolando el Valle de la Luna Rojo


El avistamiento y registro fotográfico se produjo en el mismo lugar donde meses atrás pilotos reportaron una extraña luz.

Ovni.

Crédito: Gastón Márquez.

Según reporta el medio local LM Cipolleti, Gastón Márquez y su colega Vanina Beatriz Rodrigues fueron testigos del increíble suceso cuando se encontraban en el asombroso paisaje del Valle de la Luna Rojo, en General Roca, Río Negro, Argentina.

Era la madrugada del martes, alrededor de las 2 de la madrugada, cuando la gente que se había acercado para ver la gran conjunción planetaria de Júpiter y Saturno ya retornaba a sus hogares. Tentados por el silencio y la tranquilidad, ambos fotógrafos decidieron quedarse unos minutos más para continuar retratando el cielo nocturno. Sin embargo, no sabían que ese tiempo extra se iba a convertir en una experiencia extramundana.

«Estábamos mirando al Sureste y le pedí a mi colega que apagara las luces porque venía un auto, que es lo que hacemos siempre en esas situaciones por precaución. Vimos un resplandor impresionante, parecía que venía por el camino al estacionamiento. Ella me decía que era una camioneta, pero estaba cada vez más alto», relató Márquez.

Valle de la Luna Rojo, Río Negro, Patagonia argentina.

Sin pensarlo mucho, el fotógrafo prendió el láser verde, que se utiliza para encuadrar fotos nocturnas, y —como si supiera que estaba siendo observado— el objeto realizó un «barrido» hacia el lugar en el que se encontraban, frenó, volvió a hacer otro «barrido» y desapareció en el cielo hacia el Oeste.

Como si fuera poco, en esos cuatro minutos que duró el extraño evento, alcanzó a realizar varios disparos con su cámara, inmortalizando la misteriosa luz.

¿Sin explicación astronómica?

Luego de captar las imágenes, el fotógrafo de origen neuquino (provincia aledaña a Río Negro) envió todo el material a Antonio Martín Carrillo, doctor en astrofísica de la Universidad de Dublín, en Irlanda; a Jorgelina Álvarez, pionera de la astrofotografía en la Antártida; y a Denis Martínez, astrónomo aficionado, quien actualmente reside en el balneario Las Grutas, para que realicen las investigaciones pertinentes.

Los expertos no lograron identificar lo avistado con nada conocido o que se encuentre dentro del campo astronómico.

Animación hecha con tres de las capturas hechas por el fotógrafo. Crédito: Gastón Márquez / Mystery Planet.

«Consideramos que es un ovni por entender que sobrevoló la zona y desconocer de qué se trata. Pero que lo llamemos ovni no tiene vinculación con seres de otra dimensión o extraterrestres, simplemente con un objeto volador no identificado. Sabemos que no era un dron por la potencia de la luz ni un satélite o una estrella fugaz. Estamos viendo si hay registros de algún reingreso a la atmósfera de restos de basura especial», detalló Martínez.

Por su parte, el testigo principal aseguró que en este momento están buscando gente que también haya visto el objeto y tengan fotografías o videos del mismo para aportar. «Queremos investigarlo, saber quiénes lo vieron y dónde», dijo.

La hipótesis número uno

Según informa el portal MásRíoNegro —haciendo un seguimiento a lo ocurrido—, tras una larga noche de búsqueda, Martínez dio con una de las hipótesis más viables, la cual indica que la misteriosa luz era, en realidad, el cohete «Long March 8», que despegó con órbita polar desde Hainan, una provincia insular de China, el martes 22 de diciembre a las 12.37 de la tarde (2.37 de la madrugada en Argentina).

«La luz que se vio fue de los motores del cohete durante en una de las etapas de despegue, mientras que la nubosidad que se observó debajo provino de los gases que liberó durante la combustión. En tanto, el movimiento que muchos vieron fue porque iba en ascenso. No tengo dudas de que fue eso, ya que coincide el horario, la dirección, los datos y el tipo de evento», expresó el astrónomo.

No obstante, remarcó que aún restaría conseguir la trayectoria que realizó el cohete para constatar que pasó por Argentina, información que podría aportar la agencia de China, pero que aún no pudieron obtener. «Con eso ya no quedarían dudas, pero —sabiendo que salió con órbita polar— la línea lleva hacia la Patagonia. Es la hipótesis número uno, la que tiene más fuerza y cuenta con todos los rigores científicos que se puedan llegar a tener».

Otra imagen del ovni tomada desde la provincia vecina de Neuquén. Crédito: Martín Prado.

Lo único que no encajaría con esta última «hipótesis china» es que un cohete de tales características no puede «frenar en el aire» ni hacer «barridos» como bien describieron los testigos. Pequeño gran detalle que lleva a dos posibles explicaciones: mala interpretación por parte de los testigos o no se trató de ningún cohete.

Precedentes en la zona

El Valle de la Luna Rojo, cuya geología lo hace más parecido a Marte que a nuestro satélite natural, tiene su historial de avistamientos ovni. El último de ellos tuvo lugar —como bien reportamos en Mystery Planet en su momento— en julio pasado, cuando dos pilotos que despegaron de la vecina Neuquén en un vuelo de instrucción reportaron haber visto una gran luz en dirección al cielo valletano.

En aquella ocasión, los pilotos no lograron fotografiar al ovni, empero, lo fidedigno de los testigos y su amplia experiencia en el aire, le dio al caso una notable veracidad y repercusión en los medios argentinos e internacionales.

Fuente: LM Cipolleti. Edición: MP.





Source link