Abrirán y explorarán un misterioso pasaje subterráneo preinca en la isla de Amantaní, Perú


Se trata de una ancestral chinkana (‘laberinto’ en quechua), un pasadizo o cueva subterránea que, según historias y leyendas antiguas, conducía hacia otras ciudades.

La isla de Amantaní, perteneciente al distrito del mismo nombre en la Región de Puno, Perú, se encuentra al este de la península de Capachica, en el Lago Titicaca. Es de forma casi circular con un diámetro promedio de 3.4 km. Alcanza una superficie de 9,28 km², siendo la mayor isla de la parte peruana del lago.

Según la mitología andina, del lago Titicaca emergieron los hijos del dios Sol, Manco Cápac y Mama Ocllo, quienes fundaron el imperio del Sol. En la misma Amantaní hay varios hitos que celebran la cosmovisión andina. Uno es el centro ceremonial Pachamama, en el punto más alto de la isla y sobre la cima del cerro Llaquistiti, dedicado al género femenino. El otro es el Pachatata, representante de lo masculino, y está frente a él, en el cerro Coanos.

Ahora, Amantaní tendrá otro atractivo histórico más. Pues según informa el diario local La República, las autoridades de la isla dieron con la ubicación de una chinkana o pasaje subterráneo, y planean su apertura, la cual será financiada por la Municipalidad Provincial de Puno.

La cueva data del periodo preinca y está ubicada en el patio donde hasta hace años funcionaba el puesto policial de la zona, a un costado de la Plaza de Armas del pueblo. El pasadizo está cubierto con tierra, piedras y a su alrededor existen habitaciones de piedras que evidenciarían que el lugar otrora fue también un almacén.

Crédito: Liubomir Fernández / La República.

Los isleños dieron con el sitio exacto por la versión oral de los pobladores más antiguos. Estos contaron que sus ancestros ingresaban al interior para trasladarse hacia otros lugares, como Cusco.

El gobernador de la comuna, Dario Pacompía Cari, contó a La República que su padre, cuando era niño, luego de bajar gradas, ingresó al ancestral pasadizo y avanzó cien metros en línea recta. «Tenemos información que el camino es largo», dijo.

Crédito: Liubomir Fernández / La República.

Marcelino Yucra Pacompia, alcalde amantaní, informó que ya establecieron un acuerdo con el Municipio de Puno para abrir la chinkana tras los correspondientes estudios arqueológicos y antropológicos.

Fuente: Liubomir Fernández/LR. Edición: MP.





Source link