Una fusión inusual parece haber creado un nuevo tipo de estrella


Un equipo de astrónomos cree haber encontrado un nuevo tipo de estrella, una rareza que la Agencia Espacial Europea (ESA) ha comparado con un conjunto de «luces de neón cósmicas».

Nueva estrella.

La estrella es una nueva fuente de rayos X. Crédito: ESA.

La estrella, que brilla con un peculiar tono verde cuando se ve a través de un telescopio de rayos X, ha desconcertado a los astrónomos desde que fue detectada por primera vez en 2019. Pero ahora los científicos de la ESA parecen haber llegado al fondo de las cosas. Según informa CNET, descubrieron que la nueva estrella podría ser el resultado de dos enanas blancas —el tipo de estrella muerta en la que nuestro Sol eventualmente se convertirá— fusionándose y de alguna manera logrando no destruirse entre sí.

La estrella resultante es una especie de bicho raro, incluso aparte de su tono verde brillante. Debido a que proviene de dos estrellas quemadas, estaría totalmente desprovista de combustible cósmico como hidrógeno y helio; algo detallado en una investigación publicada el mes pasado en la revista Astronomy & Astrophysics. Mientras tanto, los gases en su superficie se moverían a velocidades récord.

La ESA compartió una imagen de rayos X de la estrella el lunes, señalando que es la primera vez que los astrónomos capturan una imagen de un cuerpo celeste como este.

Lamentablemente, la extraña estrella no durará mucho, al menos en comparación con una escala de tiempo cósmica típica. Debido a que es inusualmente volátil e inestable, es probable que se queme y colapse en una estrella de neutrones en tan solo 10,000 años.

Fuente: Futurism. Edición: MP.





Source link