Una carta manuscrita en la que el premio Nobel de Física Albert Einstein discrepa con el concepto de religión y su propia fe judía será subastada en Nueva York, que espera alcanzar los 1,5 millones de dólares.

einstein-carta-dios

La casa de subastas Christie’s ha explicado que la conocida como «Carta de Dios», escrita por Einstein en 1954, se exhibirá públicamente en San Francisco y Nueva York antes de ser subastada el 4 de diciembre.

La carta, de un folio y medio, escrita en alemán al filósofo Eric Gutkind, es considerada un manuscrito clave en el debate sobre ciencia y religión y es la declaración más clara de las visiones de Einstein sobre la búsqueda universal del significado de la vida.

El científico y filósofo escribió la carta un año antes de su muerte en 1955 y será vendida por un coleccionista privado. «La palabra Dios es para mí nada más que la expresión y producto de la debilidad humana, la Biblia una colección de leyendas honorables pero aún bastante primitivas. Ninguna interpretación, no importa cuán sutil, puede (para mí) cambiar nada de esto», sentencia Einstein.

En 1954, Einstein escribió una misiva al filósofo judío Eric Gutkin, en respuesta a su libro 'Escoger la vida: la llamada bíblica a la rebelión'.

En 1954, Einstein escribió una misiva al filósofo judío Eric Gutkin, en respuesta a su libro ‘Escoger la vida: la llamada bíblica a la rebelión’.

Párrafos más adelante, el genio también critica al judaísmo y sus ínfulas de hijos pródigos de un Dios: «La gente judía, a la cual felizmente pertenezco y en cuya mentalidad me siento profundamente anclado, no tiene una dignidad diferente al resto de las otras personas. Desde mi punto de vista, no son mejores que otros grupos humanos y tampoco percibo algo de “elegidos” en ellos».

Y a pesar que Einstein rechazó la idea de un Dios personal preocupado por el destino de los seres humanos, no se consideraba a sí mismo un ateo. De hecho, su postura estrictamente agnóstica le valió algunas críticas y acusaciones de ser un creyente. En ese sentido, cuando el ateo acérrimo Alfred Kerr le preguntó si era religioso, Einstein respondió: «Sí, puede decirlo así. Intente penetrar con nuestros medios limitados a los secretos de la naturaleza y encontrará que, detrás de todas las concatenaciones perceptibles, queda algo sutil, intangible e inexplicable. La veneración a esta fuerza que está más allá de lo que podemos comprender es mi religión. En ese sentido soy, de hecho, religioso».

Fuente: Space.com. Edición: 20minutos.

Fuente: https://mysteryplanet.com.ar/site/subastan-la-carta-donde-einstein-critica-la-religion-y-la-idea-de-un-dios/