Piloto que filmó OVNI: «El objeto no se movía bajo las leyes normales de la física»


Pasaron 15 años desde que el piloto Chad Underwood tuvo un encuentro con lo desconocido sobre las aguas del Pacífico norte, en lo que ahora se conoce como el incidente OVNI del USS Nimitz. La cámara infrarroja montada en su avión F/A-18 Hornet fue la encargada de registrar a un extraño objeto en forma de Tic-Tac haciendo acrobacias aéreas imposibles. Recién en 2017 se filtró el video a los medios y hace poco la propia Marina lo reconoció como auténtico. Ahora, tras haber permanecido callado sobre el asunto, el piloto ha sido entrevistado por la Revista New York.

Chad Underwood (Selfie).

Underwood reconoce que fue él mismo quien acuñó el término «Tic-Tac» para referirse al ovni en forma de pastilla y cuenta cómo logró la grabación: «El término Tic-Tac se lo puse yo. Por lo que cada vez que oigas ese término en referencia al caso, tienes que saber que yo lo inventé», dice.

Sin embargo, afirma que lo bautizó de esta forma al verlo a través de la cámara, y no con sus propios ojos. Al respecto explica:

«Estaba más concentrado en mirar al ATFLIR (Advanced Targeting Forward-Looking Infrared). Estaba dentro de las 20 millas, y probablemente no vas a ser capaz de ver el objetivo a ojo desnudo hasta estar a unas 10 millas, y de seguirlo hasta estar a unas 5, que es donde estaba mi comandante Dave Fravor cuando él dice que lo vio. Por lo que en ese punto, no lo estaba observando directamente con mis ojos. Estaba más preocupado en rastrearlo y asegurarme que el video esté encendido para que podamos llevar algo de vuelta al barco, y allí los expertos de intel lo pudieran diseccionar para ver qué era».

Luego menciona que el objeto en cuestión parecía estar rompiendo las leyes de nuestra física con sus movimientos en el aire:

«La cosa que más me sorprendió fue qué tan erráticamente se comportaba. Y cuando digo “erráticamente” me refiero a que cambiaba de altitud, velocidad y aspecto de una manera que jamás me he encontrado volando contra otros objetivos aéreos. Simplemente se comportaba de maneras que no son físicamente normales. Eso me llamó la atención. Porque un avión, ya sea tripulado o no, todavía tiene que obedecer las leyes de la física, tener alguna fuente que lo eleve y lo propulse, pero este Tic-Tac no hacía ni tenía nada de eso. Iba de 50.000 pies de altura a solo unos pocos cientos en segundos, lo cual no es posible».

«Normalmente uno ve los motores emitiendo una pluma de calor. Este objeto no hacía eso. El video muestra una fuente de calor, pero las firmas normales de la pluma de escape no estaban ahí. No había señal de propulsión. No podías ver algo que el pod ATFLIR debería captar el 100 por ciento del tiempo: la fuente de calor y el escape que un objeto volador normal te daría. ¿Acaso eso tiene sentido?», agrega.

El piloto además refuta humildemente las pseudoexplicaciones dadas por algunos escépticos en cuanto a lo que podría ser el objeto, descartando por completo que se tratara de un ave o algún globo meteorológico. También cuenta sobre lo que sucedió cuando aterrizó el avión en el USS Nimitz y entregó la cinta con la grabación:

«Cuando todavía estaba con mi equipo de vuelo, unos veinte minutos después de aterrizar, hablé con alguien que asumí era del NORAD. Le describí lo que habíamos visto y no me interrogaron ni informaron de nada. Lo interesante es que, normalmente, si algo en el medio del océano es un proyecto de pruebas, uno es interrogado sobre el mismo, cara a cara, en un cuarto oscuro, y te dicen “Sí, se trata del tal proyecto”, y básicamente “esto es lo que viste, no hables con nadie sobre ello”. Bueno, eso nunca pasó, lo que me lleva a pensar que no se trataba de un proyecto del gobierno».

Más adelante en la entrevista, Underwood asegura que se alegra que su comandante (Fravor) haya salido recientemente a la palestra a dar su testimonio sobre lo ocurrido, y se excusa a sí mismo por no haberlo hecho antes, aludiendo que tampoco estaba muy interesado en hacerlo.

«Los rumores corren rápido. A veces me sentaba a comer con mis colegas y uno que otro me preguntaba si había estado en el Nimitz en 2004 y si habíamos visto una nave alienígena. Yo solo les respondía que si vieron un video, yo era el que lo había filmado, siempre evitando especular sobre el asunto, ya que ese no es mi trabajo. Pero lo cierto es que efectivamente vimos algo aquel día, tanto a ojo desnudo como en el infrarrojo», cuenta.

«No era que me interesara mucho hablar sobre el tema tampoco. No quería que me asocien con, ya sabes, seres o naves alienígenas y ese tipo de cosas. (…) Lo que vimos era lo que llamamos un OVNI. No lo pudimos identificar, estaba volando y era un objeto. Tan simple como eso. Le dejo a los nerds el trabajo de hacer los cálculos para saber lo que pudo ser. Yo solo fui el tipo que logró traer un video», concluye.

La entrevista completa con algunos detalles más puede ser leída AQUÍ.





Source link

Deja una respuesta

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.