OSIRIS-REx ha recolectado las suficientes muestras de asteroide para traer a la Tierra


Dos días después de tocar la superficie del asteroide Bennu, el equipo de la misión OSIRIS-REx recibió imágenes que confirman que la nave ha recolectado el material suficiente para cumplir con uno de sus principales objetivos: adquirir una muestra de al menos 60 gramos.

OSIRIS-REx TAGSAM.

La sonda tomó imágenes del cabezal del brazo recolector (TAGSAM) a medida que se movía en diferentes posiciones. Al revisar estas imágenes, el equipo de OSIRIS-REx notó que el cabezal estaba lleno de partículas del asteroide, rebalsando algunas de ellas hacia afuera. Los científicos sospechan que esto se debe a que las rocas más pequeñas pasaron a través de pequeñas hendiduras en el dispositivo producto de la captura de rocas mayores.

«Bennu continúa sorprendiéndonos con su ciencia», dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la NASA en los cuarteles de la agencia en Washington. «Y a pesar que quizás nos movimos muy rápido para almacenar la muestra, eso no representa un problema. Estamos emocionados porque aún así logramos recolectar una muestra abundante que inspirará a los científicos por décadas posteriores a este momento histórico».

Las imágenes también muestran que cualquier movimiento de la nave y el instrumento TAGSAM podría llevar a más perdida del material recolectado. Es por esto que, con el fin de preservarlo, el equipo de la misión ha decidido adelantar la actividad de Medición de Masa de la Muestra y minimizar cualquier aceleración de la nave.

A partir de entonces, los investigadores se enfocarán en almacenar el material en la Cápsula de Retorno de Muestra (SRC), donde cualquier roca o partícula suelta será asegurada para el regreso a la Tierra.

«Estamos trabajando en mantener nuestro propio éxito aquí, y mi trabajo es traer una muestra de Bennu lo más grande posible», dijo Danta Lauretta, investigador principal de la Universidad de Arizona en Tucson, quien dirige el equipo científico, las observaciones y el procesamiento de datos de la misión. «La pérdida de masa es una preocupación para mí, por lo que estoy apurando al equipo para que salvaguarde la valiosa muestra tan rápido como sea posible».

El cabezal de TAGSAM cumplió su objetivo en condiciones óptimas. Los análisis disponibles hasta ahora muestran que se niveló correctamente con la superficie de Bennu al momento del contacto y cuando los cartuchos de nitrógeno se encendieron para desplazar material. También penetró varios centímetros en la superficie del asteroide.

OSIRIS-REx permanece con buena salud, y el equipo de la misión está en las últimas etapas para almacenar las muestras recogidas.

Fuente: NASA. Edición: MP.





Source link

Deja una respuesta