Una roca marciana inusualmente lisa y reflectante llamó la atención de los científicos de la NASA, lo que provocó una investigación del rover Curiosity.

Tras el espectacular y exitoso aterrizaje de la sonda InSight en Marte a principios de esta semana, nuestra atención, comprensiblemente, se ha desviado de Curiosity, el rover que ha estado explorando el planeta rojo desde el año 2012. Mientras hemos estado enfocados en InSight, el vehículo de seis ruedas de la NASA ha estado trabajando en una cumbre conocida como Vera Rubin, investigando las rocas de Highfield, un parche único de base rocosa gris.

Curiosity ya había estado en el sitio de perforación de Highfield, pero los controladores de la misión de la NASA querían echar un vistazo a las cuatro rocas detectadas anteriormente, incluyendo una extraña roca que, al menos en blanco y negro, se parece un poco a un trozo de oro.

Las primeras sospechas de los expertos dicen que la roca, llamada «Pequeña Colonsay», es un meteorito, pero los científicos de la NASA no lo sabrán con seguridad hasta que Curiosity realice un análisis químico. El instrumento ChemCam del rover, que consta de una cámara, un espectrógrafo y un láser, ofrece un laboratorio de química in situ.

Que Curiosity haya tropezado con un meteorito no sería nada sorprendente. El rover ha encontrado varios de esos objetos en el transcurso de sus viajes, incluido un meteorito metálico derretido en 2016 y un raro meteorito de hierro y níquel al año siguiente.

Fuente: NASA. Edición: George Dvorsky/Gizmodo.

Fuente: https://mysteryplanet.com.ar/site/oro-en-marte-curiosity-encuentra-un-objeto-extranamente-brillante-en-la-superficie-marciana/