Es posible que los neandertales no hayan lucido los cuerpos redondos y la postura encorvada que vemos en museos y libros de texto, según un nuevo estudio.

El fósil K2 (foto) revela nuevas preguntas sobre los neandertales.

La primera reconstrucción virtual en 3D de una caja torácica neandertal reveló que tenían columnas vertebrales más rectas y una mayor capacidad pulmonar que los humanos modernos. Los hallazgos sobre el neandertal se publicaron este martes en la revista Nature Communications.

«Los neandertales están estrechamente relacionados con nosotros con complejas adaptaciones culturales como las de los humanos modernos, pero su forma física es diferente a la nuestra en formas importantes», dijo Patricia Kramer, autora del estudio correspondiente y profesora en el Departamento de Antropología de la Universidad de Washington. «Comprender sus adaptaciones nos permite entender mejor nuestro propio camino evolutivo», aseguró.

El esqueleto, descubierto por primera vez en 1983 en la cueva de Kebara en Israel, es considerado como los restos neandertales más completos hasta la fecha, aunque falta el cráneo. En vida, el neandertal masculino, conocido como Kebara 2 o K2, medía aproximadamente 1,67 metros de altura y pesaba 75,3 kilos. Caminó por la Tierra hace 60.000 años y murió a los 32 años de edad.

Interpretación artística clásica de los neandertales.

Kebara 2 es uno de los varios restos neandertales recuperados de esta cueva.

Investigadores de España, Israel y Estados Unidos trabajaron juntos en el estudio. El equipo usó tomografías computarizadas de los fósiles de K2 para recrear un modelo 3D de su pecho y se enfocó en reconstruir el tórax. El tórax comprende la caja torácica y la columna vertebral superior, albergando los pulmones y el corazón.

Estos huesos neandertales raros son típicamente frágiles y es más fácil y menos riesgoso ensamblarlos usando un método virtual.

Imagen de la reconstrucción del tórax de Kebara 2.

«La forma del tórax es clave para entender cómo se movieron los neandertales en su entorno porque nos informa sobre su respiración y equilibrio», dijo Asier Gomez-Olivencia, autor principal del estudio y miembro de Ikerbasque en la Universidad del País Vasco.

El tórax de neandertal ha sido en realidad objeto de debate entre los científicos durante años debido a la visión estereotipada de «cavernícolas encorvados», basada en estudios de los siglos XIX y XX.

Primitivo rompecabezas

Los investigadores utilizaron un software científico en 3D, exploraciones médicas del esqueleto y observaciones directas del esqueleto K2, actualmente en la Universidad de Tel Aviv, para armar su antiguo rompecabezas.

«Este fue un trabajo meticuloso», dijo Alon Barash, coautor del estudio y profesor de la Universidad Bar Ilan, de Israel. «Tuvimos que realizar una tomografía computarizada de cada vértebra y todos los fragmentos de las costillas individualmente y luego volver a ensamblarlos en 3D».

También compararon las exploraciones médicas de los huesos junto con las de los hombres adultos modernos.

El rompecabezas completo reveló que las costillas neandertales se conectaban a la columna vertebral más hacia adentro, lo que obliga a que la cavidad torácica salga y hace que la columna se incline hacia atrás. El resultado es una columna vertebral que carece de la curva lumbar de los humanos modernos.

«Los humanos modernos y los otros homínidos que preservan esta región tienen una curva lumbar pero no los neandertales. ¿Por qué?», se pregunta Kramer.

Respiraban diferente al humano moderno

Los investigadores llamaron a esta diferencia «sorprendente». Esta estructura esquelética no solo proporcionó a los neandertales una mayor estabilidad, sino que también permitió un diafragma más grande y una mayor capacidad pulmonar.

«El ancho tórax inferior de los neandertales y la orientación horizontal de las costillas sugieren que los neandertales se apoyaron más en su diafragma para respirar», dijo Ella Been, coautora del estudio y fisioterapeuta del Ono Academic College. «Los humanos modernos, por otro lado, dependen tanto del diafragma como de la expansión de la caja torácica para respirar. Aquí vemos cómo las nuevas tecnologías en el estudio de restos fósiles proporcionan nueva información para comprender las especies extintas», explicó.

Todo esto abre nuevas preguntas sobre por qué los neandertales tenían una estructura esquelética tan diferente. Tal vez necesitaban una mayor capacidad pulmonar para sobrevivir al cambio climático, soportar sus grandes masas corporales y un estilo de vida robusto de cazadores recolectores.

Fuente: Nature. Edición: CNN.

Fuente: https://mysteryplanet.com.ar/site/los-neandertales-podrian-haber-sido-algo-diferentes-de-lo-que-pensabamos/