A medida que las placas tectónicas se desplazan y se introducen las unas bajo las otras arrastran al interior de la Tierra más agua de lo que se pensaba, según indica un nuevo estudio elaborado por especialistas de la Universidad Washington en San Luis (Misuri, Estados Unidos) y publicado en la revista Nature.

Zonas de subducción donde las placas tectónicas se zambullen una bajo la otra, arrastrando consigo cantidades masivas de agua hacia el interior de la Tierra.

Investigadores liderados por Chen Cai emplearon datos recogidos por diversos sensores sísmicos instalados 11.000 metros bajo el mar en la fosa de las Marianas, la parte más profunda de los océanos.

En esa parte del Pacífico Occidental los dispositivos detectaron los terremotos y sus ecos, que corren a lo largo de la corteza terrestre. Cai y su equipo midieron la velocidad de esos temblores, cuya desaceleración indica la presencia de agua en las fracturas de roca y de minerales que contienen agua dentro de sus cristales.

Tras registrar la desaceleración de ecos en la corteza y tener en cuenta datos como las temperaturas y la presión, estos científicos calcularon que cada millón de años se pierden 3.000 millones de teragramos de agua en la corteza y el manto.

La fosa de las Marianas es la parte más profunda conocida de los océanos del mundo. Es una cicatriz en forma de media luna en la corteza terrestre y mide aproximadamente 2550 km de largo y 69 km de ancho en promedio. Alcanza una profundidad máxima conocida de 11 034 metros. A modo de comparación: si el Monte Everest se dejara caer en la trinchera en este punto, su pico aún se encontraría a más de 2 kilómetros bajo el agua.

El agua que se filtra debería reaparecer en la superficie y suele hacerlo en forma de erupciones volcánicas. Sin embargo, este cálculo es tres veces superior a las previsiones que se habían realizado anteriormente y resulta inferior a la cantidad de magma que se considera que expulsan los cráteres.

Como estas estimaciones difieren, Chen Cai asegura que el hecho de que ambas cantidades no sean iguales sugiere que «los científicos aún no comprenden el modo en que el agua se mueve en el interior de la Tierra».

Fuente: Live Science. Edición: RT.

Fuente: https://mysteryplanet.com.ar/site/la-tierra-esta-devorando-sus-propios-oceanos-a-donde-va-el-agua/