Genética sugiere que los indígenas sudamericanos viajaron a Polinesia siglos antes que los europeos


¡Thor Heyerdahl tenía razón!

En 1947, una expedición dirigida por el explorador noruego Thor Heyerdahl zarpó de las costas de Perú en una balsa de madera llamada Kon-Tiki para probar una atrevida teoría: que pobladores procedentes de Sudamérica podrían haber llegado hasta las islas de la Polinesia en tiempos precolombinos.

La tripulación navegó durante 101 días en un viaje de 7.000 kilómetros hasta llegar a las islas del Pacífico, demostrando que la idea no era en absoluto descabellada. De esta forma, Heyerdahl desafiaba la hipótesis más aceptada en la época, que suponía que esa remota zona del mundo había sido poblada solo por viajeros de Asia. A pesar de su hazaña, sus teorías fueron criticadas por la mayoría de los expertos de su tiempo.

La Kon-Tiki de Thor Heyerdahl.

Ahora, gracias a un amplio análisis genético, un equipo internacional de investigadores ha demostrado que la conexión entre los habitantes de ambas regiones del mundo efectivamente existió en el pasado, alrededor del año 1200, siglos antes que los europeos arribaran a las islas.

Indígenas de la actual Colombia

Para el experimento se recolectaron muestras de saliva de más de 800 voluntarios en 17 islas de la Polinesia, así como en 15 grupos de indígenas a lo largo de la la costa americana del Pacífico, desde México hasta Chile.

«Encontramos segmentos idénticos por descendencia nativa americana en varias islas polinesias», afirma Alexander Ioannidis, investigador postdoctoral en la Universidad de Stanford y coautor principal del estudio publicado en Nature.

Las poblaciones examinadas.

«Nuestro análisis sugiere fuertemente que un contacto tuvo lugar en el oriente de la Polinesia, antes de los asentamientos en Rapa Nui, entre individuos polinesios y un grupo de nativos americanos relacionados estrechamente con los habitantes indígenas de la Colombia de hoy», precisa.

Cabe destacar que este, además, es el primer estudio genético que desplaza a la Isla de Pascua (Rapa Nui) —la isla más cercana a Sudamérica— del punto inicial de contacto para los navegantes americanos, y en su lugar coloca a islas al este del archipiélago polinesio, como las Marquesas del Sur —algo previamente sugerido por el mismísimo Heyerdahl—.

Más evidencias

Este nuevo estudio se suma a otros que, a lo largo de los años, han recolectado evidencias en el mismo sentido. Por ejemplo, algunos investigadores habían notado un parecido entre estatuas de la Polinesia y de Sudamérica, sospechosas coincidencias en ciertas palabras de los lenguajes (batata en lenguas polinesias se dice kuumala, mientras que en quechua es kumara o cumal), y el camino a seguir que marcan las corrientes oceánicas favorables para los presuntos viajeros.

ARRIBA izq a der: Islas Marquesas (Polinesia), Rapa Nui, Colombia. ABAJO izq a der: Perú, Bolivia, Ecuador.

Los autores admiten que pueden existir otras posibilidades, como los polinesios navegando hacia Sudamérica y regresando en compañía de indígenas americanos. Sin embargo, están bastante seguros que su hipótesis del contacto inicial alrededor del año 1200 d.C. es la explicación más probable.

Multidisciplinar

Casi cada investigación que se hace para indagar en la historia de esta parte del mundo, expone cómo los científicos se valen de técnicas de múltiples disciplinas para intentar averiguar qué sucedió siglos atrás, algo que también se destaca en lo publicado.

«Nuestros resultados muestran la utilidad de los estudios genéticos en las poblaciones modernas, que permiten grandes tamaños de muestras para desentrañar cuestiones históricas complejas, y demuestran la importancia de combinar perspectivas biológicas, matemáticas y antropológicas para encontrar respuestas», concluye el equipo.

Fuente: ScienceAlert. Edición: ABC/RT/MP.





Source link

Deja una respuesta

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.