Excremento visible desde el espacio revela colonias ocultas de pingüinos emperador


Puede ser que los pingüinos sean buenos escondiéndose de los humanos, pero no pueden esconder sus heces de los satélites que orbitan el planeta.

No es sencillo contar cuántos ejemplares de pingüinos emperador viven en la Antártida, dado que estos animales típicamente se reproducen en lugares muy gélidos y remotos, de difícil acceso. Para saltear este obstáculo, durante los últimos años los científicos del British Antarctic Survey (BAS) los han estado buscando indirectamente al estudiar manchas de excrementos en imágenes satelitales.

En el nuevo estudio, los investigadores analizaron imágenes tomadas entre 2016 y 2019 por los satélites Copernicus-Sentinel-2 de la Agencia Espacial Europea. Allí se centraron en encontrar pixeles marrones que delataran manchas de guano.

Siguiendo este método, revelaron la presencia de ocho colonias de pingüinos emperador previamente desconocidas —llevando el total de colonias en el continente a 61—. No obstante, la mayoría de estas son tan pequeñas que los investigadores tuvieron que valerse de múltiples imágenes para confirmarlas como tales.

Crédito: European Commission’s Copernicus Sentinel-2 satellite.

«Si bien es una buena noticia el haber hallado las nuevas colonias, la reproducción de estos animales se lleva a cabo en lugares que, de acuerdo a recientes modelos de proyección, sufrirán un alto impacto del cambio climático», dice Phil Trathan, jefe de biología de conservación en BAS.

«Si hacemos una analogía, las aves en estos sitios serán probablemente como “los canarios en la mina de carbón”», agrega.

Casi todas las colonias de pingüinos emperador dependen de hielo estable en la costa, anclado a la tierra, para reproducirse. Este hielo necesita tener estabilidad por un periodo de nueve meses, desde la cópula hasta el momento que los pichones tienen plumas, explica el estudio.

Crédito: European Commission’s Copernicus Sentinel-2 satellite.

Proyecciones previas han sugerido que el cambio climático y el deshielo probablemente vayan a incidir en el número de la población de pingüinos. «Incluso si la temperatura global se incrementa solo en 1.5 °C —el mejor escenario posible—, la población de pingüinos emperador va a disminuir en al menos un 31 % durante las próximas tres generaciones», señala un informe publicado el año pasado en Global Change Biology.

Algunas de estas colonias están ubicadas lejos de la costa, hasta 180 kilómetros de distancia, en hielo marino formado alrededor de icebergs aferrados en aguas pocas profundas.

«Esta es la primera vez que hallamos pingüinos emperador tan lejos de la costa, lo que significa que existen hábitats en lugares que desconocíamos», escriben los científicos de BAS. «Pero lo que vemos en las imágenes satélites está al norte, en áreas más cálidas, y por ende más susceptibles a la pérdida temprana de hielo».

La presente no es la primera vez que los científicos han encontrado pingüinos a partir de sus excrementos. Hace dos años, otro grupo descubrió una supercolonia de 1.5 millones de pingüinos de Adelia en las islas Danger de la península Antártica. Esta especie ha prosperado a pesar del cambio climático, mientras que sus pares al occidente del continente han mostrado una disminución de su población.

Fuente: Live Science. Edición: MP.





Source link

Deja una respuesta

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.