Un equipo chino-japonés de investigadores logró registrar en el asterismo de Carro, en la constelación de la Osa Mayor, una extraña estrella aparentemente procedente de una galaxia enana satélite de nuestra Vía Láctea.

La estrella, catalogada como J1124+4535, fue captada por primera vez por el telescopio chino LAMOST en 2015 y descrita como presumiblemente pobre en algunos elementos, como el magnesio.

El nuevo estudio, basado en observaciones del telescopio Subaru, del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ, por sus siglas en inglés), confirmó las suposiciones de los astrónomos chinos y además registró niveles comparativamente altos de europio, características únicas para nuestra galaxia.

La composición química de ese cuerpo solar es «diferente a cualquier otra estrella en nuestra galaxia», detalla un comunicado del NAOJ que explica los resultados de la investigación.

«Es la primera vez que se observa una proporción de elementos como esta en una estrella de la Vía Láctea», precisa.

Dado que las estrellas se forman de gas interestelar, materia bastante homogénea dentro de las galaxias, la composición química de J1124+4535 indica que llegó de fuera de la Vía Láctea. Lo más probable es que proceda de una de las galaxias enanas más cercanas, absorbida por la nuestra, concluyen los científicos.

«El descubrimiento de J1124+4535 podría ser el comienzo de la identificación química de estrellas acumuladas [por la Vía Láctea] de galaxias esferoidales enanas», esperan los astrónomos.

Fuente: https://mysteryplanet.com.ar/site/estrella-con-una-extrana-quimica-hallada-en-la-via-lactea-proviene-de-otra-galaxia/