El Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS), llamado a ser el sucesor del telescopio espacial Kepler, ha finalmente comenzado su misión de búsqueda. Sin embargo, en sus primeras imágenes no se ven exoplanetas, sino el increíble recorrido de un cometa a unos 48 millones de kilómetros de la Tierra, en la constelación austral Piscis Austrinus.

Las imágenes fueron enviadas a nuestro planeta el pasado 25 de julio. Vistas en secuencia, puede observarse claramente una bola de luz que se mueve de derecha a izquierda.

El cometa protagonista de la película compilada por la NASA se llama C/2018 N1 y fue descubierto el 29 de junio por el satélite NEOWISE (Near-Earth Object Wide-field Infrared Survey Explorer).

Pero además del cometa, las imágenes revelan un tesoro escondido de actividad astronómica. Las estrellas parecen cambiar entre blanco y negro como resultado del procesamiento de imágenes. El cambio también resalta las estrellas variables, que cambian el brillo ya sea como resultado de la pulsación, la rotación rápida o al eclipsar vecinos binarios.

Los asteroides en nuestro sistema solar aparecen como pequeños puntos blancos moviéndose a través del campo de visión. Hacia el final de la secuencia, se puede ver un leve arco de luz que se mueve a través de la sección central del marco de izquierda a derecha. Esta es la luz difusa de Marte, que se encuentra fuera del marco. Las imágenes se tomaron cuando Marte estaba en su punto más brillante cerca de la oposición, o su distancia más cercana, a la Tierra.

Estas imágenes se tomaron durante un breve período cerca del final de la fase de puesta en servicio de la misión, antes del inicio de las operaciones científicas. La película presenta solo una pequeña fracción del campo de visión activa de TESS. El equipo continúa afinando el rendimiento de la nave espacial mientras busca mundos distantes.

Fuente: NASA. Edición: elPeriódico.

Fuente: https://mysteryplanet.com.ar/site/el-nuevo-cazador-de-planetas-de-la-nasa-sorprende-con-sus-primeras-imagenes/