DMT ¿Se trata realmente la molécula del espíritu?

Rick Strassman es un investigador médico de la Universidad de Nuevo México que ha administrado (por inyección) dosis controladas de DMT (dimetiltriptamina) en algunos voluntarios. La DMT es una molécula endógena (es decir, producida naturalmente por el cuerpo humano) y por lo tanto es difícil considerarla una “droga”, aunque su uso puede causar visiones demasiado reales y muy particulares, visiones que son muy similares a las descritas por los chamanes (que a menudo toman DMT de fuentes vegetales).

Después de registrar los informes de todas las visiones, las percepciones de estos voluntarios, reflexionó largamente sobre estas historias increíbles y escribió un libro cuyo título es DMT: La Molécula del Espíritu…. o DMT, la molécula del espíritu – La investigación revolucionaria de un doctor sobre la biología de las experiencias místicas y pre-mortales”.

De hecho, en los informes de los voluntarios del DMT encontramos tanto experiencias similares a las del NDE (experiencia previa a la muerte) como experiencias similares a las que han contado los que han tenido la experiencia del llamado “secuestro alienígena”; a su vez, estas visiones (o quizás la experiencia de otra realidad) son muy similares a las de los chamanes.

La investigación de Strassman se llevó a cabo en los años 90, el libro publicado en 2001 …. lo increíble es que incluso entonces (cuando nadie hablaba de secuestros alienígenas) los voluntarios del experimento llevado a cabo por el médico húngaro Stephen Szara, reportaron encuentros con seres insectoides y enanos negros (¿grises?), seres muy maliciosos que realizaron dolorosas cirugías. Incluso los “abducidos por extraterrestres” dicen haber sido manipulados por pequeños seres grises y a veces incluso por insectoides que mandan a los grises, e informan de dolorosas cirugías e injertos.

Por lo tanto, es difícil pensar que el DMT induce estados alucinatorios que toman forma de sueños a partir del material registrado por nuestra conciencia. Todo va como si se asumiera que el DMT proporciona algunos escenarios estándar dentro de los cuales se mueven ciertos tipos de criaturas que parecen interactuar realmente con los humanos.

Otra cosa increíble es que las sucesivas administraciones de la DMT hacen que algunos sujetos voluntarios vuelvan al mismo escenario y a la continuación de la experiencia vivida durante la administración anterior.

Las profecías ¿son comunicaciones con seres divinos realmente?

Strassman plantea la hipótesis de que tomar DMT tiene el efecto de “afinar” nuestra mente para que pueda percibir lo que sucede en una dimensión particular que no es la física; según él, no es la molécula la que causa las alucinaciones, sino sólo permitir que se abra un canal de percepción particular.

No podemos dejar de mencionar las Glándulas Pineales, representadas por todas las civilizaciones antiguas, esta glándula está situada en el centro de la frente…. obviamente dentro!

(bien conocido desde la antigüedad por sus supuestos dones de interconexión entre el mundo material y el mundo espiritual, también fue identificado por Descartes como el lugar donde la mente y el cuerpo interactúan) podría ser el lugar responsable de producir el DMT.

La representación simbólica de esta glándula se encuentra también en nuestros días, no por casualidad también en los símbolos del poder masónico e iluminado… el ojo que todo lo ve y que controla todo y todo lo sabe…

fuente: https://misterio.tv/espiritualidad/dmt-la-molecula-que-puede-comunicarnos-con-extraterrestres-abriendo-el-tercer-ojo