Pocas veces un hecho histórico ha sido tan manipulado por la historiografía y el cine como ha sucedido con la reina de Saba. La amante de Salomón, el rey Sabio, ha quedado tan en la sombra que nos hemos olvidado que debió de ser una reina negra. Jesús Callejo nos lo cuenta en el cronovisor Fuente