El cometa 21P-Giacobini/Zinner (o 21P para acortar), de una intensa coloración verde, tendrá mañana su mayor acercamiento a la Tierra en 72 años, a 58 millones de kilómetros del planeta. Solo podrá observarse desde el hemisferio norte por medio de unos simples binoculares.

El astrofotógrafo Alexander Vasenin tomo esta foto del cometa desde el óblast de Moscú, Rusia, el pasado 18 de agosto.

El astrofotógrafo Alexander Vasenin tomo esta foto del cometa desde el óblast de Moscú, Rusia, el pasado 18 de agosto.

El mejor momento para mirar el cometa es durante las horas oscuras, antes del amanecer, cuando la constelación de Auriga está alta en el cielo del hemisferio norte. Para ser exactos, 21P hará su máxima aproximación a nuestro planeta cerca de las 2:30 a.m. EDT de este lunes.

A pesar que su tamaño es de unos 2 km, tiene una enorme atmósfera, tanto que duplica el diámetro de Júpiter. De acuerdo a EarthSky.org, el brillo generado por su acercamiento al Sol llega a alcanzar una magnitud visual de entre 6.5 y 7. Esto lo convierte en un cometa que casi puede observarse a simple vista —aunque es mejor valerse de unos binoculares o un pequeño telescopio—.

Este gráfico muestra la ubicación aproximada del cometa 21P/Giacobini-Zinner durante su máximo acercamiento, a las 2:27 a.m. (hora local) del 10 de septiembre, desde la ciudad de Nueva York.

Este gráfico muestra la ubicación aproximada del cometa 21P/Giacobini-Zinner durante su máximo acercamiento, a las 2:27 a.m. (hora local) del 10 de septiembre, desde la ciudad de Nueva York.

21P da una vuelta alrededor del Sol cada 6.6 años, y su cola de polvo y escombro es la fuente de la lluvia de estrellas anual conocida como Dracónidas (llamadas así porque su radiante u origen aparente se sitúa en la constelación del Dragón).

El cometa seguirá siendo fácil de observar durante todo septiembre. No obstante, las noches más propicias serán las del 11 y el 15 de septiembre, cuando el cometa pase frente a los cúmulos estelares M35 (Géminis) y M37 (Auriga) respectivamente.

En la madrugada del 11 de septiembre de 2018, el cometa pasará frente al cúmulo estelar M37 en Auriga. La imagen muestra como se verá desde el centro de Estados Unidos.

Para saber exactamente donde aparecerá el cometa en el firmamento nocturno, desde una ubicación y hora en particular, recomendamos usar el calculador de efemérides o la aplicación interactiva de la NASA.

Considerando que para el próximo paso cercano habrá que esperar 40 años, hasta septiembre de 2058, esta es una oportunidad que es mejor aprovechar.

Fuente: EarthSky.com.

Fuente: https://mysteryplanet.com.ar/site/cometa-estara-manana-en-su-mayor-aproximacion-a-la-tierra-en-72-anos/