Tras casi una década, los guardias de fauna silvestre han logrado capturar al «monstruo» que acechaba en un río australiano.

El depredador gigante pesa unos 600 kg y alcanza los 4,7 metros de longitud. Los habitantes locales por primera vez lo detectaron en 2010 en la zona del río Katherine. Según los veterinarios, el cocodrilo tiene unos 60 años de edad.

«Hemos probado todo a lo largo de estos años, ha sido muy difícil de atrapar. Es bastante espeluznante, pero también debes admirar el tamaño del animal y la edad que tiene. Tienes que respetarlo», dijo John Burke, jefe de la operación de caza del cocodrilo.

El animal fue llevado en una granja de cocodrilos para aislarlo de las personas.

Los guardias veteranos John Burke y Chris Heydon habían intentado capturar al enorme cocodrilo por cerca de una década.

Los guardias veteranos John Burke y Chris Heydon habían intentado capturar al enorme cocodrilo por cerca de una década.

«Es el cocodrilo más grande que haya sido extraído del río Katherine», señaló el jefe de operaciones de fauna silvestre del Territorio del Norte, Tracey Duldig.

En general, en el territorio de Australia los cocodrilos marinos matan a dos personas cada año.

Además del «monstruo» (derecha), los guardias también atraparon a un cocodrilo marino de más de dos metros (izquierda).

Además del «monstruo» (derecha), los guardias también atraparon a un cocodrilo marino de más de dos metros (izquierda).

Los ecologistas han prohibido matar a este reptil debido a que desde 1970 es considerado una especie en peligro de extinción, aunque desde ese momento su población ha ido creciendo.

Sin embargo, por los ataques cada vez más frecuentes por parte de los cocodrilos marinos, las personas apelan a reducir su cantidad.

Fuente: Katherine Times. Edición: Sputnik.

Fuente: Mysteryplanet